07
Junio
2012

El andar de la Pedagogía Sistémica Cudec con el enfoque de Bert Hellinger

Primera parte: El camino recorrido en España

Todo pasa y todo queda: el andar de la Pedagogía Sistémica

La Pedagogía Sistémica con el enfoque de Bert Hellinger, desarrollada en GRUPO CUDEC® permite conformar un campo interdisciplinario donde el estudio de las relaciones entre los componentes del sistema educativo es abordado como un todo. Se enfoca principalmente en responder a un cuestionamiento fundamental: ¿qué hacemos para que las personas aprendan con facilidad y de forma significativa en las instituciones educativas y más allá de ellas, en la vida cotidiana?

La Pedagogía Sistémica Cudec® con el enfoque de Bert Hellinger ofrece una estructura para abordar el entendimiento de la naturaleza organizada del acto educativo –viendo a éste como un sistema (en el que se interrelacionan los subsistemas educativo y familiar) –, así como las características y propiedades del comportamiento de todo el conjunto.

Asimismo, brinda una metodología operativa que trasciende la inquietud hacia la investigación de acercarse a los fenómenos del aula y proporciona un camino práctico para definirlos y diseñar soluciones. De ahí que lo consideremos un método de investigación-acción.

Fue en 1987 cuando, bajo la dirección de Jaime Sarramona, catedrático de Pedagogía de la Universidad Autónoma de Barcelona, se publicó la obra de J.L. Castillejo y A.J. Colom titulada Pedagogía Sistémica en la colección Educación y Enseñanza.

En su prólogo, los autores señalan que “una Pedagogía Sistémica realizada por un solo autor, hubiese demostrado, una vez más, la mentalidad de un autor”.  Más adelante, evocan que en 1972, el Dr. Alejandro Sanvisens Marfull, catedrático de Teoría de la Educación en la Universidad de Barcelona, generó un artículo en la Revista Española de Pedagogía titulado “Métodos educativos” donde mostraba un visión sistémica de la educación desde la perspectiva de la didáctica, la tecnología educativa y las ciencias de la información.

Partiendo de la Teoría General de Sistemas, con su enfoque abarcador y estructural, y de la Cibernética, entendida como una teoría de la información y del control en su incidencia y sus aplicaciones, podemos ir configurando una concepción de la educación que caracterizaremos justamente como “sistémico-cibernética” […] “En efecto, la fenomenología del hecho educativo nos descubre en el mismo unos elementos básicos y constitutivos, que se interrelacionan: educando, educador (o “agente educativo”), medio educacional, con toda una serie de circunstancias y factores intervinientes que coadyuvan en la realización del sistema”.

Muchos centros educativos e instituciones académicas y científicas de la época estaban ocupados en realizar una incorporación adecuada de cuanto estaba sucediendo en el plano de la tecnología de la información, los procesos cibernéticos como la propuesta de Wiener o de Shannon y Weber, y asumir la gran penetración de la informatización que estaba en ascenso.

Desde luego, esta es una visión sistémica de la Pedagogía donde los sistemas de información y la tecnología educativa–protagonistas en ascenso en la década de los sesenta y setenta- vienen a ser incluidos dentro del proceso educativo en todas las áreas temáticas y diversos especialistas se ocupan de hallar y construir soluciones problema educativo que representan.

Para el año 2002, cuando comenzamos a difundir la Pedagogía Sistémica con el enfoque de Bert Hellinger, la tecnología educativa y el e-learning ya son una realidad. En ese momento histórico hacemos un abordaje que apunta a los sistemas complejos, donde las relaciones sociales son exponenciales, transgeneracionales y con multiplicidad de implicaciones.

En ese entonces comenzamos a hablar de una Pedagogía Sistémica donde interactúan los sistemas familiares del alumno y del maestro, en el marco del propio sistema institucional del centro educativo y, desde luego, el sistema social del país. Son sistemas sociales, redes humanas y generosas al servicio de la vida.

Cada una en su tiempo y en su contexto, son dos visiones de la Pedagogía Sistémica que tienen una intencionalidad distinta. Su relación antes que jerárquica, es partitiva. La una se encuentra con la otra y unidas se potencian. Se encuentran en el siglo xxi, pero cada cual tiene su propio campo de conocimiento. Su origen epistemológico es claramente distinto: una es tecnológica, la otra es filosófica.

GRUPO CUDEC® ha trabajado siempre para construir escuelas de familias. Con los años, no solo ha consolidado este propósito fundacional, sino que a través de una visión de la Pedagogía Sistémica desde el CUDEC; gracias a la incorporación del enfoque filosófico de Bert Hellinger, ha logrado incluir en el sistema educativo a un elemento esencial del que se había prescindido en los modelos teóricos y en el trabajo en el aula: los padres de familia.

La inclusión de los padres en el proceso pedagógico como una parte importantísima del sistema escolar, solamente fue posible gracias al reordenamiento logrado con el enfoque de Bert Hellinger. Esto tan obvio, tan evidente, no se veía en las décadas precedentes, sino hasta finales de los años ochenta. Esta es la gran aportación de Hellinger al invitarnos a mirar hacia el origen del docente y del estudiante, a fin de ampliar la comprensión de cómo se expresan ambos en el contexto del aula.

En este sentido, la Pedagogía Sistémica Cudec®, es un trabajo profundamente vinculado con los padres, que reconoce las implicaciones que tiene el estudiante en el proceso educativo hacia la familia, insistimos, como estructura social que transmite el patrimonio biológico y cultural de la especie de generación en generación.

En el contexto educativo, en la mayoría de las escuelas, durante las últimas décadas, los padres no han sido los protagonistas más importantes en la educación de sus hijos. Hay una educación que reciben desde el principio, con sus padres o con quienes los crían y en este proceso, sobrevienen tropiezos, heridas y traumas porque es parte de la naturaleza del crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje.

La participación de los padres de familia en GRUPO CUDEC® México se convirtió en realidad en 1986 cuando hicimos un llamado para incluirlos en programas de vanguardia sobre temas a favor de la paternidad. Así comenzó un movimiento que no imaginamos hasta donde llegaría: el Programa de Apoyo Familiar (PAF).  Más de 15 mil padres de familia han participado en la historia de este proyecto y han acudido como asistentes y organizadores, sosteniéndolo a lo largo de estos años.

Buscando respuestas
Fue hacia finales de 1993, cuando a instancia de mi hermana, Lara Olvera, entré en contacto con la corriente constructuvista. Ella, siendo guía en el método Montessori, había tomado un curso en la Universidad de San José de Costa Rica. Tuvimos contacto con dos instructoras de origen suizo que nos derivaron al Institut Municipal d’investigació en Psicologia aplicada a l educació de l’ Ajuntament de Barcelona (IMIPAE).

En abril de 1994, con el apoyo de un padre de familia de Cudec®, logramos una cita con Monserrat Moreno, Genoveva Sastre y Dolors Busquets de quienes recibí la orientación para integrarme a la escuela de reciclaje de la Associació de Mestres Rosa Sensat.

En el verano de 1994, fui despedida en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por los padres de familia del PAF. Con su bendición, me impulsaron para encontrarme con una nueva propuesta pedagógica. Crucé las grandes aguas y viajé de nuevo a Barcelona. Inicié con los cursos y se produjo un asombroso encuentro con Mireia Darder y Carmen Vázquez durante el primer contacto con el Institut Gestalt.

El vínculo surgió cuando participe en el curso Alicia en las ciudades (programa que también trajimos a México en 1995). Al día siguiente de participar en esta maravillosa actividad, de vuelta en Rosa Sensat, fui recibida por Dolors Busquets quien me recibió informándome que en ese momento los docentes trabajaban en catalán, pero que había dos chicas que podían hacerlo en castellano. Eran Mireia Darder y Carmen Vázquez. Ahí nos reencontramos y se consolidó nuestro vínculo.

La formación en la escuela de Rosa Sensat me condujo a los primeros cursos de capacitación, trabajo por proyectos, temas transversales y entrenamiento en constructivismo. De regreso a México, pudimos iniciar la implementación en el CUDEC® y entre otros proyectos, creamos el primer departamento de psicopedagogía en una institución de carácter privado con el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Seguí viajando en 1995, 1996 y 1998 (este último año también entré en contacto con Gisèle Barret y la corriente de la Pedagogía de la Situación en la Escuela de Expresión y Psicomotricidad de Barcelona). Todo se estaba preparando para el máximo encuentro con Bert Hellinger.

La Galaxia Hellinger
La cercanía con Mireia Darder y Carmen Vázquez me condujo naturalmente al Institut Gestalt donde conocí a Joan Garriga y a Vicens Olivé. En 1999, a propósito del desarrollo de un proyecto con Dana Zohar y su concepción sobre la inteligencia espiritual y el yo cuántico, viajamos de vuelta a Europa un pequeño equipo de GRUPO CUDEC©. Junto con entrañables amigos como Toni y Carmé Muné tomamos el té en la Universidad de Oxford con Dana Zohar y su esposo.

Al salir de Londres, la red que el destino había preparado para nuestro encuentro con Bert Hellinger estaba terminada. Alfonso Malpica –mi esposo- y yo tomamos unos días de descanso en Barcelona. Mireia Darder nos invitó a un taller que impartía Hellinger en el Institut Gestalt. La incursión a este paradigma y lo que hemos realizado en él, ha sido gracias al Institut que ha llevado este trabajo a su centro, sosteniéndolo todo este tiempo.

Ahí descubrimos que el movimiento que habíamos iniciado en México, en el Centro Universitario Doctor Emilio Cárdenas®, nos ha llenado de incontables experiencias y hallazgos. Es un proyecto que, sumado a todos los que realizamos desde 1973, da sentido a un modelo incluyente, amoroso y generoso que llamamos Pedagogía Sistémica Cudec®.

De alguna manera, la tierra mexicana me impulsó para cruzar hacia Europa y me ha dado la posibilidad de conocer a personas maravillosas, amigos entrañables y especialistas admirables en las ocho ciudades donde la Pedagogía Sistémica con el enfoque de Bert Hellinger, ha logrado incorporar a los padres en el sistema educativo y en el fenómeno de enseñanza-aprendizaje.

Muchos pensábamos que no era posible, otros que no era fácil, sin embargo, todos ustedes han confiado en este proyecto que no vino más que a enriquecer las diversas miradas pedagógicas que sostienen a la sociedad, a la cultura, a las familias y a nuestros docentes y estudiantes en un red de pensamiento y acción que transformó la primera década del siglo XXI.

Categorias: Noticias

Banners logos-01
Banners logos-04
Banners logos-03
Banners logos-02