04
Junio
2012

Gracias Bert y Sophie Hellinger por estar en las Jornadas de Pedagogía Sistémica Cudec

Nuestra gratitud por siempre: una semana con ustedes es un regalo de la vida

En los días previos a la realización de las III Jornadas Internacionales de Pedagogía Sistémica 2012 en la Ciudad de México, tuve oportunidad de encontrarme con Bert y Sophie Hellinger en la tranquilidad de su hogar, en un momento de recogimiento especial para este filósofo y pensador que con su enfoque y lecciones ha guiado nuestros pasos desde 1999.

Fue en este contexto de intimidad donde Bert Hellinger, mirando con profundidad y al mismo tiempo con sencillez, compartió conmigo una reflexión acorde con los tiempos que vivimos al llegar el término de la primera década de un nuevo siglo todavía lleno de promesas para la humanidad.

Bert Hellinger me decía entonces que se daba cuenta de que todo lo de la cabeza lo tenemos que pasar a los pies, porque los pies son los que hacen el camino y son los que son humildes.

Tras las palabras de Bert, vinieron las preguntas una a una girando y buscando respuesta dentro de mi cabeza. ¿Cómo nos toca llevar esto? ¿Qué camino es el que vamos a hacer? ¿Qué comprensiones son las que se desprenden de esta reflexión?

Creo que los próximos años nos permitirán configurar las soluciones para estos cuestionamientos. Por un lado, porque es menester mirar en el espacio y en el tiempo pasado –tomando la distancia prudente-, cómo podemos comprender algunas de las muchas implicaciones de nuestra conducta y de nuestro trabajo.

Por otra parte, llevando lo de la cabeza hacia los pies, de alguna manera nos indica nuevamente la enorme relevancia que tiene mirar los senderos recorridos para sostener el orden de los diferentes sistemas en los que interactuamos.

En este momento en que llegan las III Jornadas Internacionales de Pedagogía Sistémica, no podemos hacer menos que mirar –cada uno- los pasos y las huellas, porque en esa medida, también estaremos siendo agradecidos de cuánto hemos podido hacer a favor de la vida, a través de nuestra labor individual y colectiva en la Educación.

Nuevamente gracias querido Bert Hellinger, porque contigo cada encuentro viene cargado de sabiduría, generosidad y aprendizaje. Pero sobre todo, un agradecimiento profundo y amplio por enseñarnos la importancia crucial de buscar en nuestro origen y en la familia la respuesta a la necesidad de reordenar nuestras fuerzas y compromisos con los estudiantes en el aula.

Nuestro agradecimiento por ese largo camino recorrido que has tenido y que se entrelazó con el de todos los que hemos sido beneficiarios amorosamente de tu conocimiento, experiencia y trabajo alrededor del mundo.

Amorosamente,
Angélica Patricia Olvera García

Categorias: Blog de Angélica Olvera

Banners logos-01
Banners logos-04
Banners logos-03
Banners logos-02